Sobre el “el proceso hasta ahora no probado de otorgar a los médicos una formación adecuada” en salud preventiva y pública

Socrates Litsios

Resumen


Fue Alan Gregg quien describió a los departamentos de salud preventiva y de salud pública en las escuelas de medicina estadounidenses como un “proceso hasta ahora no probado.[1] Hizo esta declaración en octubre de 1938, cuando una nueva fundación le pidió su consejo sobre el rol que podrían jugar en la medicina estadounidense. Gregg (quien había trabajado en la Fundación Rockefeller desde 1919) era Director de su División de Ciencias Médicas (DCM); en 1916 había obtenido el título de médico en la Universidad de Harvard. Su primera encomienda en la Fundación fue la lucha en contra de la uncinaria en Brasil, en 1922 le ofrecieron un puesto en la nueva división de educación médica (ver abajo). Entre 1922 y 1931, estuvo involucrado en numerosos estudios sobre educación médica en Europa.[2]

Aunque la respuesta de Gregg pudiera ser interpretada como una implicación de que la Fundación había sido indiferente a este respecto, esto no era del todo cierto. Sin embargo, en comparación con el apoyo provisto por la Fundación (y por otras instancias de beneficencia Rockefeller) a aspectos diversos de la educación médica y de la salud pública, las enseñanzas en salud preventiva y en salud pública constituían una prioridad muy menor. El presente artículo explora el por qué de este hecho.

Texto completo:

PDF

 

Please feel free to comment on this article:

blog comments powered by Disqus


Oficinas Editoriales: Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES) Región Cono Sur, Cassinoni 1440 – 802, CP 11200, Montevideo, Uruguay & ALAMES Región México, A.C., San Jerónimo 70 – 1, Col. La Otra Banda, CP 01090, México, D.F.
E-correo: socmed.medsoc@gmail.com
Teléfono: (52-55) 51 71 96 19

Departmento de Medicina Familiar y Social de la Escuela de Medicina Albert Einstein, Centro Médico Montefiore, Bronx, New York, 10461